Anticipando una visita escolar

Anticipando una visita escolar

Mañana Arturo va de excursión al Parlamento de Galicia con su clase. Realizarán el viaje en tren, aprovechando que la estación de Renfe está muy cerca del centro escolar.

Cuando se planifica una actividad de grupo, una visita o una salida, la «noticia» por desgracia es que haya previsiones en el lugar de destino para garantizar la anticipación y la accesibilidad cognitiva y que los escolares que lo necesiten puedan disfrutar en igualdad de oportunidades de la visita.

En esta ocasión ha sido así, como siempre, sin embargo debo decir que la atención recibida fue exquisita, y que me explicaron que el programa de visitas es de reciente implantación y que están trabajando en que sean accesibles para todos los visitantes.  Que me sigue pareciendo igual de mal…pero al menos se molestaron escuchar y explicarse.

Esta sensibilidad o esta atención en explicar porqué, en definitiva en tener consideración la condición de persona humana de un niño es una sorpresa y una excepción. Me sobran los dedos de una mano (en concreto tres), dedo 1 el acuriaum finisterrae, dedo 2 el Parlamento gallego.

El caso es que la información y la atención no justifican una falta accesibilidad que debería ser universal desde el pasado mes de diciembre en todos los bienes y servicios e instituciones públicas, sin embargo son suficientes para que una madre con baja tolerancia la frustación (dados los aprendizajes como «administrada» previos) no sufra una subida de tensión arterial. Quizá, el personal que se ocupa de las visitas guiadas en el Parlamento debería dar un curso de atención a clientes (clientes=cuidadanos) a la Inspección educativa de la consellería de educación (ironía modo on).

En definitiva, me facilitaron información suficiente como para poder anticipar la actividad a Arturo (que es lo que a mi me compete, preocupa y es mi obligación) y al menos en mínimos dispondrá de lo necesario para poder disfrutar de la actividad como el resto de compañeros.   Y digo en mínimos porque la accesibilidad cognitiva, los aprendizajes que se van a producir a lo largo de la misma, no están cubiertos.

Confieso que me molesta sobremanera en una  institución que es una Cámara de representantes en la que debería garantizarse la igualdad de oportunidades de todos los ciudadanos gallegos, pero confío que en breve, el programa de visitas está desarrollado al completo y que existan previsiones y material suficiente como para que todos los alumnos aprendan qué se hace en un Parlamento y cuáles son sus funciones.

Estoy segura de que la visita será un éxito y que Arturo disfrutará mucho de la experiencia.

¿Qué he preparado?

Un calendario sencillo marcando el día de la visita. Con la información más relevante: viaje en tren.

Una anticipación sintética, que le permite tener toda la información relevante en una hoja y poder procesarla de un vistazo.

He incorporado un mapa de la provincia de A Coruña, y marcado el viaje desde A Coruña a Santiago. He superpuesto un pictograma de viaje entre las marcas de las 2 ciudades para darle la información de cómo se va a realizar el trayecto (en tren).

Eliminé el resto de ciudades y marcas del mapa por considerar que no eran relevantes, y para evitar ruido visual.

Al lado de cada ciudad he colocado un marcador con una referencia visual perfectamente reconocibles para Arturo, del punto de salida y punto de llegada.

Para terminar, añadí una imagen de la fachada del Parlamento, y un código QR, que enlaza a un recurso que está disponible en la web del Parlamento: una visita virtual.

 

En definitiva, en una hoja dispone de toda la información imprescindible sobre el desarrollo del viaje.

Espero que os resulte interesante la propuesta.