Read more " />
Área restringida
acceso solo con usuario y contraseña

He estado valorando el escribir esta entrada, si merecía la pena hacerlo, que escribir y como escribirlo. Finalmente, la balanza se ha inclinado hacia el SI, y aquí estoy, escribiendo.

En los últimos meses, de nuevo, se han repetido situaciones de acoso centros educativos a menores con autismo. Quiero perfilar la palabra acoso  porque no tengo ninguna intención de escribir “presunto”, es más cuando se resuelvan ambos procedimientos judiciales actualizaré la entrada y explicaré detalladamente a qué se les condena.

Estoy hablando de acoso según los términos recogidos por la ley general de discapacidad,  ” es toda conducta no deseada relacionada con la discapacidad de una persona, que tenga como objetivo o consecuencia atentar contra su dignidad o crear un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo”.

Es evidente, que a la espera del pronunciamiento sobre sí los hechos investigados en Getafe y Cáceres son constitutivos de delito o no, no solo no parece ajustado a ningún estandar de intervención (al menos a partir de la restauración de la democracia claro)  y no parece pedagógico amedrentar a un niño a base de reirse de él y amenazarlo, o agredir a una menor.

En ambos casos, se utilizan las dificultades de expresión, comunicación y lenguaje, en definitiva la diversidad funcional de los menores, para prevalerse de una situación de superioridad.

Todos comprendemos que cualquier niño, en una situación de violencia con un adulto, está en una evidente posición de inferioridad. Si a la palabra niño le sumamos con diversidad funcional, y si su diversidad implica dificultades de comunicación (como es el caso) están del todo indefensos.

Así de sencillo: no pueden contarlo, lo que no implica ni que no lo sufran (por supuesto) ni que no padezcan estrés postraumático. Tampoco implica que no pueda determinarse que han sido víctimas de una situación de abuso o violencia, entre otras cosas por las alteraciones que sufren en su funcionamiento diario (como cualquier niño víctima de situaciones que no puede gestionar).

En estos días, estamos todos leyendo horrizados, por supuesto, cómo en EEUU se mete en jaulas a niños por ser hijos de personas que entran al país en situación irregular.

Sin embargo en España se maltrata y discrimina de forma continuada a niños en los centros educativos ¿y?. ¿Soy una exagerada? Ojalá pero no.

Es sistémico, promovido, y normalizado por las administraciones. Es un problema político de primer orden porque la administración española viola los derechos humanos de niños exactamente igual que la administración estadounidense.

En EUU hablamos de niños emigrantes, en España de niños con diversidad funcional.¿Tenemos jaulas? No, es verdad (que hayamos visto de momento) pero en ambos casos son segregaciones, discriminaciones y malostratos de niños “diferentes”.

NO es mi opinión personal, que también, sino las conclusiones de un informe de Naciones Unidas sobre la realidad de España.

Aquí un extracto:

informe Naciones unidas, extracto

¿ Y si no consientes una situación de acoso y abuso sobre tu hijo y denuncias, que es lo que ocurre?

Lo siento, no va a salir la defenderte ni la Academia americana de Pediatría, ni Amnistía internacional (que deberían). Tampoco tomarán medidas de protección las fiscalías de menores (no son niños delicuentes te van a decir).

En definitiva no es es más que un discapacitado que está donde no tiene que estar: le ha pasado por culpa tuya, eres una madre o un padre negligente que pretendes  que tu hijo vaya al colegio con niños normales.

¿ y las personas que os conocen, la asociación de padres, el consejo escolar, los profesores, el claustro? ¿y la inspección educativa? ¿Van a responder ante una situación de abuso a un niño?

La respuesta es NO, bueno sí, por supuesto que van a responder, pero cómo es un niño con discapacidad usarán todos los recursos a su alcance para proteger y justificar al pobre docente. Se llama discafobia.

En definitiva, se justifica abusar de un niño, se le convierte en el verdugo, no en la víctima, y de paso arrasamos también con la familia (ya de hacerlo, hacerlo bien…)

Si te violan, la culpa la tienes tú por ir vestida como una puta. ¿entendemos todos lo que está pasando verdad?

Aparecen informes a medida hasta del señor del kiosko de enfrente del colegio si hace falta (modo ironía on). Eres una madre problema antes incluso de haber pensando matricular a tu hijo en ese colegio.

Es una constante en todos los casos. Se utiliza el rodillo de la administración para intentar reventar a las familias por no consentir que se maltrate a sus hijos en los centros educativos.

El “rodillo” son personas que ejercen cargos políticos. Lo peor es que en ese rodillo participan de forma voluntaria (se ofrecen voluntarios) otros docentes y familias. Sí sí, tal cual.   Los mismos docentes, que están viendo, consintiendo y participando que se abuse de un niño en horario lectivo, firman (sin tener compentencia para hacerlo)que tu hijo debe estar en un colegio de educación especial, y que eres una madre acosadora (lo más suave), y esto la administración lo aporta al juzgado. ¿maravilloso verdad?

El asunto llega a tal punto, pueden llegar incluso a acusarte de delitos por escrito. Por ejemplo, acusarte de grabar a menores dentro del recinto escolar sin permiso. ¿ Os imagináis tener que ir a un tribunal y tener que plantearle al sr. magistrado, mire usted porque no dieron traslado de mi comportamiento a fiscalía de menores, cuando es tienen la obligación como funcionarios públicos de proteger al menor? pues tal cual.

Sin embargo, para recoger y utilizar maletas de material (vaya para hacerles su trabajo) para eso no tuvieron problema.

Es de justicia, que se sepa la verdad de lo que le hicieron, y además que lo cuente él. Por él, por los que están en la situación que estuvimos y por los que vendrán.

Y para que sirva de reflexión, para los que supieron, escucharon, callaron, consintieron y colaboraron en que se abusase de un niño que no podía defenderse y en ese momento ni contarlo, a pesar de que había informes de la propia administración que dejaban por escrito lo que vais a ver que el niño cuenta.

A los que vieron, supieron, callaron, y consintieron, (inspección educativa, claustro 2012-2013, asociación de padres, consejo escolar… )solo tengo que deciros que lo que os merecéis es que se lo hagan a vuestros hijos.

La diferencia entre vosotros y mi familia, es que nosotros nos hubiésemos apiadado de vuestros hijos: lo que vosotros no hicistéis.

Y si después de verlo,  piensas que se lo merece, él o cualquier otro niño, con o sin etiqueta: estás podrido. Ningún niño tiene que ir al colegio a que lo aterroricen.

Para terminar quiero reconocer públicamente el trabajo del tutor de Arturo, durante estos 4 años: Diego. Sin él hubiese sido imposible sacar a mi hijo del pozo en el que le metieron. Jamás podré hacer suficiente para agradecerle ese primer día y los 4 años que han venido después.

Eres docente ¿no sabes cómo ganarte a una familia destrozada el primer día? Recibe a su hijo en tu clase diciéndole: “Buenos días Arturo, estoy muy contento de que estés aquí. Estábamos todos deseando que llegases.” Verás como el niño, te busca para darte un beso a la salida, para despedirse de tí, y verás como así tienes un cheque en blanco y total confianza de la familia. Difícil ¿eh? Es que las familias somos muy agradecidas cuando tratan a nuestros hijos como personas. (no estamos acostumbrados).

Un abrazo y mi solidaridad y apoyo incondicional con los niños y las familias que están pasando por lo que nosotros hemos pasado. Ojalá sirva tanto sufrimiento para algo.

Compartir:

...

Suscríbete

Te mantendremos al tanto de los nuevos materiales que publiquemos.
A %d blogueros les gusta esto: