Promoviendo el afán de superación

Este fin de semana Arturo ha hecho algo realmente sorprendente. Nos ha dejado anonadados. Como muchos niños, tiene un trastorno de procesamiento sensorial que implica que actividades como cortarse el pelo o las uñas sea un sufrimiento para él.
No es una fobia, ni un capricho. Se ve perfectamente que les requiere un gran esfuerzo físico de autocontención porque ¿les duele? ¿les resulta grimoso? el hecho es que en mayor o menor medida, en función un poco del perfil o estado sensorial de cada momento, resultan actividades díficilmente soportables para ellos.
Hay muchos programas o recomendaciones de desensibilización progresiva. Nosotros hemos hecho lo que hemos podido...como todos. Unas veces mejor, otras peor, otras dormido, otras dejándole parecer un mini lenon porque oía no la cortadora, el movimiento de una tijera desde la otra punta de la casa , hemos ido capeando el temporal, felicitando cada pequeño avance, diciéndole lo guapo que estaba, (otra cosa no pero presumido...) y obviando los inconvenientes o los tropiezos.

Lleva una temporada que cada vez que ve una que sacamos una tijera el pobre ya pone sus dedos...aunque la tijera sea para otra cosa hacemos un alto y cortamos lo que buenamente se pueda. Ves como con cada uña no puede evitar chuparse después el dedo. Últimamente aguanta sin rechistar las dos manos, otras veces hay que ponerse serio y presionar un poco para uqe te deje terminar.

El sábado, desaparece Arturo de mi vista, iba al baño. Hasta ahí bien...oigo ruidos extraños voy a ver qué hace y me lo encuentro urgando en un cajón buscando la máquina de cortar el pelo. Vaya ya la tenía, abrió el cajón, abrió la funda, y la estaba encendiendo. Yo atónita. ¿quieres cortarte el pelo? y él que sí, y yo pues venga ¿tu solo? que sí...casi me caigo de espaldas. Colocamos el peine en la máquina y venga, le dejé darse un par de pasadas..flipaba, y luego ya le ayudé.

Cuando quiso parar paramos. ala, a quitar camiseta, polvos de talco, lavadora, y bañera. Al rato iba, se miraba bien al espejo, izquierda, derecha, decía que sí con la cabeza y otra vez la operación.  Cuando no, venía a buscarme al ordenador con la máquina. 

Pues nada, que Arturo ha pasado el fin de semana autoterapizándose..la lavadora a pleno rendimiento pero todo genial. Que te quieres cortar el pelo...aquí te pillo y aquí te mato, venga jjj.

Lo que tiene mi hijo es fuerza de voluntad, quería seguir seguir y seguir, y llegaba un punto que se tapaba los oídos porque no soportaba más el ruido. Cuando él quería parar parábamos, pero en otras ocasiones me volvía a colocar la mano para seguir, y él se tapaba los oídos y no movía la cabeza.

Impresionante la fuerza de voluntad y el afán de superación de Arturo, porque para él es un malestar físico muy difícil de controlar para cualquier niño, tenga TEA o no.

Hoy decidió terminar su corte de pelo. Estoy muy impresionada la verdad. Mañana lleva esta cartel al cole, y hemos puesto otra copia en la galería de pictofelicitaciones que tenemos montada en la cocina.


Promoviendo el afán de superación Promoviendo el afán de superación Reviewed by Lasonrisadearturo on Sunday, March 16, 2014 Rating: 5

1 comment

  1. Te entiendo perfectamente!!!!!!!!!... Guille ahora deja cortar su pelo con la máquina, pero le cuesta mucho! y lo de las uñas de los pies lo vamos negociando y avisando 2 días antes. Ahora le dejo jugar a la psp mientras se las corto.... MUY BIEN POR ARTURO... ES UN CAMPEÓN!!!!!!

    ReplyDelete

Gracias! publicaremos en breve tu comentario.

Esther Cuadrado

Image Link [https://dl.dropboxusercontent.com/u/1705687/esther.jpg] Author Name [Esther Cuadrado Barbería] Author Description [Madrefiera & Pictoadaptadora] Facebook Username [lasonrisadearturo] Twitter Username [lasonrisadeA] GPlus Username [You username Here] Pinterest Username [lasonrisadea] Instagram Username [lasonrisadearturo]