Aulas específicas de autismo: la verdad que no se cuenta a los padres.


Si algo tenemos en común todos los padres de niños con TEA es el trastorno por estrés postraumático que produce el diagnóstico de nuestros hijos en nuestras vidas. Después descubrimos que la vida sigue y nada se termina, pero de entrada debemos sacudirnos muchos prejuicios y mitos sobre qué es el autismo y aprender a apostar y pontenciar las capacidades de nuestros hijos. 

Es difícil de explicar, y fácil de entender para quien lo haya pasado o quien lo esté pasando en este momento, qué supone encontarte con un diagnóstico de TEA en tu hijo o hija seguramente de tres años, posiblemente la mejor palabra para definirlo sea shock o trastorno de estrés postraumático. 

A lo largo de estos años en los intento ayudar en lo que buenamente puedo, me he sorprendido a mi misma diciéndoles a muchos padres de niños recién diagnosticados lo mismo: son muy pequeños, lo acaban de diagnósticar, están en la peor etapa porque tienen muy poquito dominio o comprensión de su entorno y de lo que se les dice, verás como en un año me vas a decir que el niño está desconocido, muchísimo mejor. Con satisfacción he hablado con muchos de ellos al año y me han dicho ¡qué razón tenías!!. El mundo no se acaba: continúa.

Lo que duele es ver cómo en este proceso, las distintas administraciones, empezando por las distintas consejerías de educación, (no se salva ni una y no es cuestión de color político...) en vez de asignar de forma eficiente los recursos en función de las necesidades de cada niño y respetando sus derechos, se dedican a colocarlos donde menos molesten y donde menos gasten.

Porque al cargo político de turno no le importa que un niño con TEA u otra diversidad funcional al que no se le den instrumentos para alcanzar unas habilidades sociales y unas buenas capacidades adaptativas será un gran dependiente el resto de su vida, y un gasto mayor para las administraciones públicas. O sí le importa, porque tengo el íntimo convencimiento que es de lo que se trata: de hacer negocio a costa de la vida de nuestros hijos. De aparcarlos hasta que cumplan los 16, después centro de día y residencia hasta que se mueran, a ser posible de iniciativa privado-concertada, a ver cuantos euros se quedan por el camino...

En España tenemos un grave problema, ante el cual se cierran los ojos, o más bien, se opta por el agrupamiento, sin garantías para los niños y ahora explicaré porqué, vuelvo a tener el convencimiento personal de que se les agrupa porque así están más a tiro para hacerse la foto el político de turno.

El Comité de Naciones Unidas en la  evaluación del cumplimiento de la Convención sobre los Derechos Humanos de las personas con discapacidad a España, pide las siguientes aclaraciones de España:
(en este enlace podéis consultar el documento completo http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/CRPD/Pages/Session6.aspx

  • ¿ Cuál es el gasto medio por alumno que presenta necesidades educativas especiales individuales para las que se hayan realizado ajustes, tanto en centros de educación especial,  como en el sistema educativo convencional? 
  • ¿ Cuántos alumnos están en centros de educación especial y cuantos en ordinario?
  • ¿ Los niños con discapacidad y sus familias pueden elegir libremente opciones de educación inclusivas que cuenten con ajustes razonables ?
  • ¿ Los diplomas o títulos de programas educativos especials tienen el mismo reconocimiento que los obtenidos en centros ordinarios para poder acceder a la enseñanza superior?
  • ¿ Los maestros de colegios ordinarios reciben formación en materia de discapacidad ?

¿ Interesante no? esto es lo que le olía a chamusquina al Comité de Derechos Humanos después de la presentación de los informes del Estado español y del CERMI.

Al Comité le preocupa la aplicación de la legislación educativa en la práctica:
  • Es consciente de la denegación continuada  de ajustes, recursos y apoyos educativos a los niños con diversidad funcional.
  • Continúa la segregración exclusión argumentando motivos económicos (aquí digo yo que los motivos son más que económicos, pues la propia Confederación autismo España maneja los siguientes datos: coste de una plaza en un centro específico de autismo: 30.000 euros año/. Coste de una plaza en un aula de educación especial: 15.000 euros/año. Coste de una plaza en un aula ordinaria: similar al de un niño sin autismo)
  • Se matricula a niños en centros de educación especial en contra de la voluntad de sus padres.
  • Los padres que rechazan matricular a sus hijos  en centros de educación especial o en unidades de educación especial no tiene posibilidad de apelar.
 El Comité reitera que la denegación de ajustes y apoyos a los alumnos es discriminación y que la obligación de proporcionar un acomodo razonable a los alumnos es de aplicación inmediata y no está sujeta a la realización progresiva. 

 El Comité recomienda  que:

Asigne recursos financieros y humanos suficientes para aplicar el derecho a la educación inclusiva, velando por que los departamentos de educación de las comunidades autónomas comprendan las obligaciones que les impone el Convenio y actúen de conformidad con las disposiciones de este.

Las  decisiones de colocar a los niños con discapacidad en escuelas especiales o en clases especiales, o para ofrecerles un plan de estudios reducido, se adopten en consulta con los padres

Las decisiones sobre la colocación de los niños en marcos segregados puedan ser objeto de apelación rápida y eficazmente.


El diagnóstico de las realidades que vivimos no puede ser más completo y fidedigno. La realidad es que sigue legislando encontra de los Derechos Humanos de nuestros hijos, en todas o casi todas las comunidades autónomas de este pais, y lo peor es que además de vulnerar impunemente sus Derechos Humanos, se venden a los padres proyectos piloto o aulas específicas reguladas legislativamente y se les miente.

Transcribo aquí una entrada de mi amiga Eva Reduello.  Enlace a la entrada en su blog http://mamideglorichi.blogspot.com.es/2012/07/la-inflexibilidad-del-sistema-educativo.html

" La inflexibilidad del sistema educativo en España.
Es muy complicado explicar cómo es el sistema educativo en España, teniendo en cuenta que a pesar de la LOE, cada Comunidad Autónoma tiene su propio desarrollo normativo que no tiene por qué ser igual aunque deba respetar unos principios mínimos.



Esto se complica aún más cuando hablamos de atención a la diversidad y de apoyo al alumnado con necesidades educativas especiales, o necesidades de apoyo educativo.



Asi en algunas comunidades autónomas oimos hablar de escolarización combinada, en otras de aulas específicas, aulas de comunicación y lenguaje, aulas TGD, aulas de apoyo a la integración... 



En unos lugares hay monitores de educación especial, en otros auxiliares, en otros ATE, en otros velladores... 



Parece que nos quisieran volver locos.



Lo mismo con los tipos de escolarización: A, B en educación ordinaria con apoyos, C en aula específica en colegio ordinario o D en aula específica en colegio educación especial. Además del tipo de educación que se cursa: educación básica obligatoria, o educación primaria y secundaria.



Lo cierto es que los padres normalmente aceptan la escolarización de sus hijos, sin saber muy bien qué están haciendo con ellos.



El Trastorno del Espectro Autista es tremendamente amplio, asi que nos vamos a encontrar niños que con 3 años no tienen unas habilidades básicas de adaptación a un entorno en el colegio, pero que sin embargo en un par de años las han podido adquirir y  desarrollar. O no. 

Pero desde luego cuando estamos en educación infantil, los profesionales NO DEBERÍAN TOMAR LA DECISIÓN DE ENVIAR A UN ALUMNO A AULA ESPECÍFICA O COLEGIO ESPECÍFICO, sin que la ley asegurara la reversibilidad de dicha decisión, ya que desgraciadamente conocemos casos de alumnos que después de unos años,  estaban preparados para entrar en un aula ordinaria, pero la Administración no resolvía dar la vuelta a sus dictamenes de escolarización para permitir que entraran en el colegio ordinario. A veces por un simple problema de falta de plazas. Por intereses ajenos a las necesidades educativas de los alumnos.



Efectivamente hay alumnos con 3, 4 y 5 años que necesitan entornos de aprendizaje más reducidos y flexibles, pero que luego van a ir desarrollando capacidades que les hagan aptos para incluirse en aulas ordinarias con apoyos más o menos intensos según cada caso. En ocasiones la combinada dentro del mismo centro educativo es una opción adecuada, siempre que haya coordinación entre todos los profesionales, y se utilice el tiempo en inclusión para generalizar los aprendizajes aprendidos en el aula específica. (LA COMBINADA EN DOS CENTROS PERSONALMENTE ME RESULTA UNA ABERRACIÓN EN CUANTO A TEA SE REFIERE POR EL CAMBIO DE PROFESIONALES Y ENTORNO Y EL ESTRES QUE ESTO SUELE PROVOCAR EN LA MAYORÍA DE LOS NIÑOS, ADEMÁS DE LA DIFICULTAD DE COORDINACIÓN ENTRE DOS CENTROS DIFERENTES).



Pero hay algo que los padres no tienen claro y deberían tenerlo:



Legalmente cuando un alumno se matricula en un aula específica, lo está haciendo en Educación Básica Obligatoria, o lo que es lo mismo no está cursando el mismo sistema educativo que los alumnos que están en grupos ordinarios. Aquí radica la inflexibilidad del sistema.(solo en alguna comunidad autónoma como Madrid, los niños que están en aulas TEA no cursan sus estudios como si estuviesen en un colegio específico, no porque existan más garantías que en otras Comunidades autónomas, sino porque es un piloto que aunque se ha generalizado y ampliado no tiene regulación normativa todavía)



Cuando un alumno acude a un aula específica está cursando en una unidad de educación especial que en vez de estar en un colegio específico está en un cole ordinario, pero a merced de que la Administración desee suprimir dicho aula y enviar al alumno a una unidad en un  centro específico. La Administración tiene todo el derecho a hacerlo, porque la legalidad se lo permite.

Es posible que para muchos alumnos con TEA y sus familias esto no sea  prioritario en su lista de cosas importantes, porque  sus hijos presenten  dificultades en sus aprendizajes y sepan que no es su principal problema el tipo de escolaridad que cursan sino que lo hagan bajo principios inclusivos, ya que esas dificultades van a estar presentes a lo largo de toda su vida.



Los estudios de educación básica obligatoria pueden ser muy adecuados como objetivos para sus hijos a lo largo de muchos años. Como digo y repito, cada caso de niño y niña con TEA es diferente.



Pero la realidad es que se está vendiendo a las familias como inclusivas las aulas específicas cuando son sustitutivas de centros especiales. Por supuesto que son mucho más inclusivas que un centro específico, pero legalmente no tienen ninguna obligación de serlo. Y ese es un punto de inflexibilidad del sistema muy grave. Ahi radica el problema. Hay que obligar a los centros elaborarando una legislación que asegure la inclusión del alumnado en aula específica y colegio ordinario. 



Porque actualmente:

No hay legislación que regule la obligación de hacer actividades inclusivas de ese alumnado con el resto del centro, ni de que se garantice un mínimo de horas en inclusión para los alumnos que estudian en aulas específicas. Todo depende de la voluntad del colegio y el grado de implicación y cooperación del claustro. Y si dicha implicación no existe, legalmente no hay opción de reclamación para la familia. Además en dichas aulas el alumnado cursará Educación Básica Obligatoria hasta los 14 años, y prosegirá sus estudios de dicha EBO en un aula específica en el instituto (si la hay) o en un centro específico en su defecto. Y a los 16 años se acabó la obligación. No hay opciones. Poquísimas plazas de módulos profesionales para alumnos con discapacidad y en muchos casos en tipos de profesiones en las que las personas con TEA no encajan por sus dificultades tanto en la parte de la psicomotricidad como en el área social. 

Llegados los 16 años (18 como mucho) se acabó. O eres rico o tu hijo se quedará en su casa hasta que se muera sin otra actividad que la que puedas propiciarle en tu rutina diaria. Esto que acabo de escribir lo hago con lágrimas en los ojos y el conocimiento de que muchos de los alumnos que han pasado por mi vida, son hoy adultos en situación de desamparo.



Por otro lado, como digo, el espectro es tan amplio que debemos dar respuestas para todos, también para los que presentan trastornos de conducta, adaptación social... pero pueden seguir un curriculo normalizado con las adaptaciones curriculares o metodológicas necesarias.



En otros paises, los alumnos con TEA, tienen un trato "especial", más flexible en el colegio e instituto ordinario.



Puede que reciban clases en entornos menos estimulantes, que se les permita estar al recreo en lugares más tranquilos para ellos, que se les organice en grupos flexibles, de  menos número de alumnos y diferentes niveles. (Puede que tengan un nivel alto en matemáticas y puedan acudir a una clase de nivel superior, y otro más bajo en lengua, necesitando apoyo para ésto en un aula diferente.)


La mayoría necesita ayuda y apoyo en los tiempos de patio, comedor, aula matinal e intercambios, asi como en los vestuarios en educación física. Y ese apoyo en ocasiones debe venir de profesionales y en otras de otros alumnos que trabajen como mediadores.


En esos paises se permite la entrada de profesores sombra en el aula ordinaria que favorezca tanto su adaptación al entorno como la comprensión del mismo. Además de prevenir los posibles casos de acoso entre adolescentes.


Muchos alumnos necesitan hacer los exámenes y pruebas en situaciones diferentes, con enunciados más concretos, apoyos visuales y entornos relajantes. Incluso disponer de más tiempo para su realización.


La primera dificultad que encontramos en España es que no se contempla legalmente el derecho a estar en  un grupo pequeño o reducido en primaria, sin estar escolarizado en modalidad C, en educación especial o en escolarización combinada, (en ambos casos cursando educación básica obligatoria y sin posibilidad de continuar estudios de Educación Secundaria Obligatoria). Tampoco se permite la figura del profesor con función de sombra. Sería algo parecido a un PT o un AL que estuviera dentro del aula ordinaria apoyando el aprendizaje de el alumno o un grupo de alumnos con similares características o necesidades.


Y en Secundaria si se contempla esta posibilidad en los programas de diversificación, pero siempre que se cumplan algunas condiciones y entre ellas tener una edad y haber repetido curso, presentando dificultades curriculares.


Pero ¿y si la dificultad del alumno no redunda en lo académico sino en lo social? ¿Debe repetir para poder optar a un grupo más reducido de 15 alumnos con apoyos? ¿Es necesario el fracaso académico para recibir apoyo escolar, en alumnos con TEA? ¿En qué posición quedan entonces las personas con autismo de alto funcionamiento, Asperger, o incluso algunos TDAH?


El sistema no está reconociendo las discapacidades sociales y adaptativas que tienen las personas con TEA. Esa es la inflexibilidad de la que hablo. Sólo entiende de discapacidad que afecte a lo académico. Discapacidad intelectual si o no. Cuando sabemos que en el caso de las personas con TEA esta linea es muy difícil de trazar sin amplias dudas en muchos casos.


Se debería crear la idea de un grupo flexible en aula ordinaria en primaria y secundaria  que no implique necesariamente un cambio en la escolarización si no es necesario a nivel curricular, pero si a nivel adaptativo: para trabajar conductas, aprendizajes sociales, ensayar situaciones, que luego sepuedan generalizar en el aula ordinaria y también en la vida diaria.


Y que dicha pertenencia a un grupo flexible no limitara ningún acceso educativo posterior: ciclos formativos, bachillerato o universidad.




Cristina una chica con TEA consigue aprobar primer curso de Administración y Dirección de Empresas gracias a que ha recibido un trato "flexible" atendiendo a su diversidad:

Le han dejado hacer  los exámenes en un despacho para evitar el agobio que le producen las aglomeraciones. 

Le dan más tiempo para las pruebas porque cuando termina de leer las preguntas tiende a quedarse bloqueada durante unos minutos. 

Tiene  acceso a circuitos alternativos para no verse obligada a hacer cola, situación que la angustia especialmente.



Cristina ha recibido una adaptación a su discapacidad, un ajuste razonable. Esto no debería ser algo de lo que estar agradecido... sino que debería existir un protocolo educativo aplicable a nivel legal.A Cristina, le acompañó su madre a clase hasta que pudo ir sola. ¿Que pasa con los alumnos que no les puede acompañar nadie? A un estudiante con ceguera en la Universidad le acompaña un técnico de la ONCE siempre para asistirle. Cuando NO se tiene una discapacidad intelectual o física es muy DIFICIL demostrar que necesitas  apoyos...Y un gran número de personas con TEA están en este grupo.


Esto no  sólo debe garantizarse en la universidad, sino en todos los tramos de la vida escolar de nuestros hijos.


Habrá familias que no piensen en la universidad para sus hijos y esta entrada les parezca una soberana estupidez. Pero el TEA es un amplio espectro en el que tenemos personas diferentes, a las que la educación debe adaptarse, y no al revés.


Además soy profesora de educación secundaria y cada curso veo mucho fracaso escolar en alumnos  que no debería serlo, si estos protocolos de atención a la diversidad y flexibilidad del sistema se pusieran en práctica.


Y lo peor es que ni siquiera hablamos de dinero, es sólo dejar de pensar que el sistema educativo es un lugar selectivo, para aceptar que todos tenemos un sitio en él y una función que cumplir dentro de él."


 Vaya por delante mi respeto a las decisiones que toma cada familia, sin embargo, muchas veces he podido, hemos podido comprobar que esas decisiones se toman desde la des-información y el engaño. Así que cada uno saque sus propias conclusiones.
para muestra un ejemplo, estas son las realidades de muchas familias http://www.encastillalamancha.es/noticia/17053/wwwencastillalamanchaes



Enlace a  Escolarización en unidades de educación especial o colegios específicos: la verdad que no se cuenta a los padres II. http://www.lasonrisadearturo.com/2012/12/escolarizacion-en-aulas-especificas-la.html

Aulas específicas de autismo: la verdad que no se cuenta a los padres. Aulas específicas de autismo: la verdad que no se cuenta a los padres. Reviewed by Lasonrisadearturo on Monday, December 17, 2012 Rating: 5

9 comments

  1. actualmente puedo decirte que el aula especifica del colegio Santa Ana de Sevilla tiene 7 alumnos de distintas edades y discapacidad. este es su cuarto año de andadura y te digo que funciona muy bien y si se da la integración de estos alumnos según sus edades y sus capacidades la integración en aulas ordinarias, recreo y excursiones. también tienen salidas con los niños de integración que hay como 30. como el centro tiene hasta bachillerato y diversificación pueden estar aqui hasta los 20 años. en este aula su primer alumno fue mi hijo que estuvo solo todo el primer trimestre y es como tu comentas porque parte de los Equipos de zona no lo consideraban oportuno, sin embargo ahora tenemos lista de espera. Hay tres pt para los 7 niños.

    ReplyDelete
  2. hola Reyes, si no se trata ni de demonizar ni de ensalzar ningún modelo, simplemente que las familias decidan con conocimiento de causa.
    una escolarización en aula ordinaria no es ninguna garantía, pero tampoco en aula específica si no se da la implicación del claustro, que a los niños se les permita compartir tiempos y espacios con otros etc... Hay varios problemas como exponemos en la entrada pero en esencia, lo más grave es la falta de garantías de respeto de los derechos de los niños. Solo existe en todo el Estado una Orden que regule los derechos de los niños escolarizados en aulas específicas: y es Canarias. Cuántos PT por niño escolarizado, cuántos AL, cuantas horas tienen derecho a estar en las aulas en inclusión con sus compañeros, mínimo un 50% etc..etc..es decir, unas garantías de una educación digna, el resto es buena voluntad del profesorado, y los niños se merecen más que esto.

    ReplyDelete
  3. Esther copio tu entrada... y la publico en nicomipequenoguerrero, te he llamado...hoy me he sentido identificada en tu entrada... ya te contaré... pero para todos estos nuestros hijos únicamente son cheques con patas... lo tengo muy claro.
    Besos y gracias...

    ReplyDelete
  4. A todo lo que has colgado solo decir ¡AMEN !
    Lo único que interesa es proveer a la industria de la diversidad funcional para tener un futuro asegurado y para que el politic@ de turno se saque una foto para vender que son buenos , buenísimos .
    Lo asqueroso de todo eso es que después de la foto los señor@s que se dedican a la política esa foto las guardan en un cajón.

    ReplyDelete
  5. Me parece un artículo bastante razonable y equilibrado y, sinceramente, creo que al alumno con necesidades educativas especiales se le debería dar la oportunidad de intentar obtener un título que le sirva para trabajar, como a cualquier otro niño. La vida da muchas sorpresas y nunca se sabe cuál va a ser la evolución de una persona. Pero la situación de la que aquí no se habla es la de aquellos padres que ven sufrir a sus hijos en colegios ordinarios y luchan porque se les permita escolarizarlos en un centro especial. Ese derecho también debería respetarse y no se respeta, se obliga al niño a una inclusión forzada que, en su caso, no funciona, y que supone para el niño una tremenda situación de soledad. Mi hijo, por ejemplo,con una discapacidad grave, es feliz en su colegio de Educación Especial, en un entorno donde se siente de verdad integrado y con amigos. Una madre, cuya hija no tenía en el colegio ordinario ni una sola amiga y recibía insultos, me decía hace poco: "Mi hija en el colegio de Educación Especial ha revivido". Cada caso es un mundo y no deberíamos cerrar ninguna puerta.

    ReplyDelete
  6. Comparto bastante tu opinión sobre la escolarización combinada. No soy radical, puede que en algunos casos funcione pero, en general, creo que si un alumno tiene dificultades de adaptación, más aún los tendrá si está en dos sitios diferentes a la vez, compartiendo con sus compañeros de uno y otro sitio sólo la mitad de las actividades. Es un poco como si no formara realmente parte de ningún ambiente.

    ReplyDelete
  7. Hola, soy tutora de aula específica en centro ordinario, en Andalucía. Intento leer la entrada pensando... "no te lo tomes como un ataque" "no te lo tomes como un ataque", pero la verdad es que veo que últimamente se está dando una imagen de las aulas específicas que a mí no me parece real. Después de 6 cursos como tutora y 4 aulas específicas en centros diferentes, te digo lo que yo opino:
    - Opino que hay que tener en cuenta que nos movemos con un espectro muy amplio, y que es crucial valorar las necesidades de apoyo que tiene este alumnado. A mayor necesidades de apoyo y discapacidad intelectual, mayores los beneficios de aula específica.
    - Opino que los profesionales que nos dedicamos a las aulas específicas preferentes para alumnado con TEA estamos preparados para este trabajo, se nos exige (Andalucía) un número determinado de horas de formación, proyecto, experiencia, etc...
    - Además este trabajo es profundamente vocacional y en todos los casos que conozco, TODOS, le dedicamos de forma altruista muchas más horas de las que se nos pagan a estar al corriente de todas las novedades, avances, etc... amamos nuestro trabajo y nos dejamos la piel en él.
    - La legislación nos dice que debemos beber siempre de los mismo decretos de enseñanza que el resto de alumnado, dependiendo del nivel de competencia curricular del alumno o alumna acudiremos al currículum de infantil, primaria o secundaria.
    - Estamos convencidas de somos escuela inclusiva, luchamos por ella, en claustros, en delegación, donde haga falta.
    - El dictamen de escolarización no es algo permanente sin posibilidad de cambio, es revisable y por supuesto, en cuanto consideramos que el alumno o alumna está preparado para modalidad B, se solicita cambio de dictamen.
    - Estoy profundamente convencida de que se puede comparar una escolarización temprana en aula específica con una terapia intensiva y que cuanto antes se escolarice el alumno con grandes necesidades de apoyo en este tipo de modalidad, antes estará preparado para modalidad de aula ordinaria. Esa es nuestra meta, siempre que sea posible por las características del alumnado.
    - Los claustros de los centros en los que se abre un aula preferente para alumnado TEA (Andalucía) son formados durante dos cursos para que conozca el trastorno y tome conciencia que es una unidad más del centro y que sus alumnos y alumnas son unos más del centro, atendiendo al principio de equidad. Además se forma al claustro para que sepan cómo actuar si estos alumnos realizan la inclusión en sus aulas.
    - Trabajamos coordinadamente, o al menos lo intentamos, con familias, terapeutas externos, médicos, etc... estamos convencidas de que es fundamental para la intervención.
    - Podría seguir... de verdad, pero no se trata de ganar... si no de que entendáis que nos dejamos la piel en nuestro trabajo para que la inclusión sea una realidad, y que el espectro es tan amplio que también hay que pensar en que los chicos y chicas con grandes necesidades de apoyo tienen su sitio en la escuela ordinaria.
    -Es cierto que hay aspectos mejorables, pero... ¿dónde no?

    Un cordial saludo

    Ana

    ReplyDelete
  8. Kairós, no es un ataque, en absoluto, para nada. Es información sobre las modalidades de escolarización porque muchos niños se derivan a estas aulas sin información a sus padres, y muchas veces por motivos distintos al interés directo del niño, por ejemplo porque en el aula ordinaria no hay suficientes apoyos, etc..
    para nada ningún padre, y yo menos, cuestiona la labor de un tutor o profesional que trabaje en aula específica. La cuestión es que las aulas ( y eso va más allá de vuestro ámbito trabajo) con la convención de dh en la mano, deberían estar configuradas como tiempos y espacios de apoyo a la inclusión, en modalidad B, ordinaria con apoyos variables, porque con independencia de las capacidades de cada niño, todos tienen los mismos derechos de seguir un itinerario formativo. Pensarás y lo comparto contigo que para muchos niños no es relevante la modalidad de escolarización: efectivamente. Pero es una cuestión de derechos y con que a un solo niño se le limiten sus posibilidades formativas por estar escolarizado en C, por decisiones ajenas a su evolución y pronóstico clínico, como pasa en ocasiones, eso ya es un atentado. No cuestiono la labor docente: en absoluto. Conozco de primera mano el trabajo con niños andaluces, excepcional..., a los que se les da oportunidades de socialización e inclusión en su entorno comunitario de las que no dispondrían en un centro específico. Creo que es muy importante que cada padre tome la decisión que crea mejor para su hijo, con conocimiento de causa e información plena, y seguro que su decisión es la mejor. No puede pasar como ha pasado hace poco en Barcelona, que un niño con alto funcionamiento estaba escolarizado en educación especial sin conocimiento de sus padres que pensaban que salía a apoyo a la USSE..y ahora el niño no tiene ninguna posibilidad de continuar su formación. Eso es lo que no se puede consentir, que no tiene nada que ver que los tutores que estáis en aulas específicas os desloméis por los niños. Un abrazo y no te enfades conmigo por favor :)

    ReplyDelete
    Replies
    1. otro tema además es que los niños que están en aulas específicas deberían tener garantizados por decreto tiempos y espacios de inclusión en aula ordinaria. nunca debería depender de que su tutor se deslome o de la buena voluntad de un claustro. en canarias por ejemplo existe esa regulación.

      Delete

Gracias! publicaremos en breve tu comentario.

Esther Cuadrado

Image Link [https://dl.dropboxusercontent.com/u/1705687/esther.jpg] Author Name [Esther Cuadrado Barbería] Author Description [Madrefiera & Pictoadaptadora] Facebook Username [lasonrisadearturo] Twitter Username [lasonrisadeA] GPlus Username [You username Here] Pinterest Username [lasonrisadea] Instagram Username [lasonrisadearturo]