Hipoterapia de la sesión 29º a la 32º

!Fuf! Cuatro sesiones en un post. Eso es estar vaga, o no dar para más jejeje.
Bueno, durante estas cuatro sesiones se han generalizado los paseos hasta el aparcamiento , los cambios de una pista a otra y Arturo los acepta con naturalidad. La conclusión es que en las sesiones que se ha alterado, lo hizo claramente por el ruído del tractor.
Nos están pasando cosas como que !Arturo monta hasta con las manos en los bolsillos del chaleco! eso es ser chulo, y no tener ningún miedo claro.
Hasta la última sesión, en cuanto llegaba Salamu (el niño de la siguiente hora) Arturo ya tenía prisa por marchar. Suelen dar juntos las zanahorias al caballo, y Arturo va con Salumu y Martina a dejar el casco, siempre refunfuñando.
El caso es que el último dia, Arturo y Salamu dieron las zanahorias a Pipi, fueron uno a dejar el casco, y el otro a ponérselo y Arturo quiso quedarse, y ver cómo Salamu y su mamá se montaban el caballo. Se quiso quedar tanto rato que les dio tiempo a montar en el caballo, cambiar de pista y !Arturo les estuvo paseando!!, llevaba él el ramal del caballo.
Tiene superaprendido el gesto de anda Pipi (dos palmaditas). Su interés es montar, le dicen que lo pasee y dura treinta segundos, no protesta, suelta el ramal y echa los brazos para que le suban.
Sigue aceptando ir el solo a por el caballo, y que yo me quede en la cafetería. Procuro quedarme siempre al principio de la sesión: primero porque tantas personas es un lío y segundo porque es el momento en que más se puede aprovechar de que su mamá co-dirija el cotarro. Una vez que está montado en el caballo, salgo a hacer fotos, o grabar video, o pasear, entro, salgo, doy la vuelta y a él le importa un pepino dónde esté yo, y es genial.

!Se me olvidaba! Conseguí un set de pinturas de Pocoyó. Lo vi de refilón en un escaparate, y hasta dí marcha atrás para entrar a comprarlo. El caso es que ese día por la tarde íbamos a hipoterapia. Y se me ocurrió decirle !Arturo, coge tus pinturas de Pocoyó, que a ver si le gustan a Pipi ! Las cogió y 18 kilómetros con el maletín de la mano de la mano. A eso incluir que se bajó del coche con ellas, y que se la enseñamos a Pipi. Carmen y Martina no se extrañan de nada, ya saben que estoy loca...Así que si hay que enseñar unas pinturas de Pocoyó al caballo, pues se enseñan! !Qué emoción Arturo, cuando vió cómo olía las pinturas Pipi!
Al día siguiente, camino de la consulta de Ana, le hice entrar en varias hiperpapelerías. Le dije:Arturo, me llamó Pipi por teléfono, me dijo que quiere unas pinturas como las tuyas y Carmen dijo que se las comprásemos, le pedía que las buscase, y las buscaba estantería por estantería...

Os dejo unas fotos




Hipoterapia de la sesión 29º a la 32º Hipoterapia de la sesión 29º a la 32º Reviewed by Lasonrisadearturo on Thursday, April 23, 2009 Rating: 5

1 comment

  1. Pero cuantas sesiones de hipo me he perdido que no sabía siquiera que ya había salido del recinto! me veo muy perdida ultimamente! no se puede estar malita, porras, que parece que todo va más rapido mientras a una le dan achaques!

    lo de las manos en los bolsillos, no tengo palabras jajaja si cuando digo que me gusta Arturo... chulín total !
    me ha encantado ver las fotos, y siempre me sorprende la buena onda que se respira, y encima tres para él solo! hombrecito afortunado.

    Eso si, he echado en falta verte la nariz, que lo sepas.

    ReplyDelete

Gracias! publicaremos en breve tu comentario.

Esther Cuadrado

Image Link [https://dl.dropboxusercontent.com/u/1705687/esther.jpg] Author Name [Esther Cuadrado Barbería] Author Description [Madrefiera & Pictoadaptadora] Facebook Username [lasonrisadearturo] Twitter Username [lasonrisadeA] GPlus Username [You username Here] Pinterest Username [lasonrisadea] Instagram Username [lasonrisadearturo]