Hipoterapia 19.

Arturo, como siempre, al coche encantado, con su bolsa de zanahorias de la mano. Cuando llegó, le dió la bolsa a Martina. Después de los correspondientes besos...Bueno, como tenemos modalidades, a Martina y a Cati les puso la cara, y Carmen tuvo piquito con abrazo.

Cada vez más va a su bola...es como si yo fuese transparente !Genial!.No fue Arturo el breve. Duró encima de Pipi un tiempo razonable.
El caso es que hemos llegado a la conclusión de que para que permanezca sentado en el cole debemos...!llevar el caballo!. No le importa nada estar encima y que Pipi esté parado. El encantado. Lucía: contabilicé !diez minutos!! y si, sabe bajarse. Estaba encima porque él quería. Ya lo había hecho en otras sesiones, pero no había dado relevancia a eso. Esta vez, como acababa de tener la tutoría con las profes...me fijé en ese punto.
Vamos, para matarle, porque claro, el caballo en el aula va a ser que no...jajajaj!!
Martina me dijo: si es que no le da miedo, se tumba, se pone de rodillas, hace de todo...
El caso es que estaba parado, y las hipoterapuetas en un momento a él le parecía que no le estaban haciendo caso. Y Arturo hizo lo siguiente:
Miró por el rabillo del ojo hacia mí (enfrente, dentro de la cafetería),y para como mira él, lo hizo con bastante disimulo. De forma paralela movió un poco, muy poco, el culo, en plan, pruebo a bajarme. Yo empecé a hacerle gestos de que no ,partíendome de risa, y él se recolocaba y volvía a intentar la jugada...Cuando empezaron las carcajadas, rápido claro, y a llamarme mamá, las otras se dieron cuenta de que iba el cachondeo...
Martina me dijo que se pasó todo el tiempo parrafeando, además de decir mamá.
Le volvió a dar de comer, sin ningún miedo,incluso recoje las hojas que se le caen al caballo e intenta dárselas.
Cuando ve a los perros, tiene un cierto repelús si los ve de frente. Pero no llora ni se asusta.
Solo corre como un cobarde!!jajajaja!!
Apareció Kira, la perra, corriendo en dirección a nosotros. Esa perra es una bendita (el enano le tiró del rabo, por ejemplo...)y Arturo se soltó de mi mano y echó una carrera para llegar a meterse en la cafetería..jajaja!
Sin embargo, si la perra le pasa por el lado, la toca, o si la ve tumbada, va él a saludarla. Es un poco, contigo y sin ti...un puntito de miedo "razonable" que en parte quiero que pierda y en otra parte no...sino pobre Kira.
Hipoterapia 19. Hipoterapia 19. Reviewed by Lasonrisadearturo on Saturday, December 20, 2008 Rating: 5

3 comments

  1. Jajaja!!! Me hiciste reir! Arturo es un pillín!!! Es un niño muy astuto!!
    Besos y Felices Fiestas!!!
    Fabi

    ReplyDelete
  2. Siiiiiii, no sabes el chiste que tiene el tio encima...jaajajaj!
    !Felices Fiestas guapa!

    ReplyDelete
  3. Que bueno eso de llevar el caballo al aula. Me alegro mucho de que cada vez le guste más montar.

    ReplyDelete

Gracias! publicaremos en breve tu comentario.

Esther Cuadrado

Image Link [https://dl.dropboxusercontent.com/u/1705687/esther.jpg] Author Name [Esther Cuadrado Barbería] Author Description [Madrefiera & Pictoadaptadora] Facebook Username [lasonrisadearturo] Twitter Username [lasonrisadeA] GPlus Username [You username Here] Pinterest Username [lasonrisadea] Instagram Username [lasonrisadearturo]