Hipoterapia 15 y 16.

Me olvidé de poner el post de la sesión anterior, así que hoy, dos por uno.
La semana pasada, en cuanto Arturo entró en el Centro Hípico, le vieron mala cara. La verdad es que llevaba un día estupendo, muy contento, pero al llegar allí tenía cara de cansado. Vamos que Carmen y Martina pillan al enano al vuelo.

No estuvo gruñón, más bien simplemente serio. Se fue con Martina y con Carmen. Cepilló al caballo, se quiso subir a la primera, montó, y cuando se cansó pidió que le bajaran.

No se encontraba cómodo, estaba cansado y me pareció genial cómo se comportó, no se enfadó, no montó ningún número. Incluso esperó sentado dentro del coche a que yo hablase con Carmen y Martina.

En la sesión de ayer, toodo diferente. Genial. Llegó contento. Fuimos a la cafetería. Cuando entró Martina, refunfuñó -él ya sabe que va fuera con Martina, y que yo me quedo dentro...-nada insistente, pero Martina le dijo: Arturo, no te creo, esos lloriqueos no me valen, ya te conozco.
Al minuto, Arturo corriendo por la cafetería...Nos tomamos el café, y se fueron para fuera. Arturo en brazos de Martina, y tan contento.

En cuanto salió fuera, se puso a hacerme monerías por el otro lado del cristal.

Estas chicas, y mi hijo, no dejan de alucinarme.

Suben a un enano de 4 años a un caballo, pero es que le sientan, perpendicular al caballo...!y mi hijo, tan pancho, se agarra a un asa, y como si lo hubiese hecho toda la vida, pasa la pierna y se coloca!!
Va sin silla, solo con ese cinchuelo, y el tio tan contento y relajado. Es dificilisimo sujetarse. Encima, si se le escurre el culo, se coloca el solo.

Yo salí fuera, para hacerle unas fotos, y nada, como si no estuviese, genial. Me encanta hacerme invisible para Arturo. Es necesario.
Por cierto, Carmen iba haciendo el comentario en alto: este niño, parece que no se entera de nada...que nos escucha de manera intermitente...en plan, vale, que te hago caso, pero dejame en paz..y el caso es que el tío se entera de toodo lo que decimos...

Arturo a esto contestó alto y bastante claro a veeeerrrrrr.Ahora parrafea, cada día mete más ruido, y en hipoterapia no calló.

Quiero hacer las felicitaciones de Navidad con fotos de Arturo con Pipi. Las fotos no son muy buenas, no hay buena luz en las pistas, pero no quise que me sacasen al niño, ni que posase. Una clase es una clase...y photoshop hace milagros.

Este fin de semana hay un Congreso Internacional de Parálisis Cerebral, y una parte se celebra en el centro hipico.
Ahi estarán Martina, Carmen, y dos niñas, dejando con la booca abierta a los presentes. De eso estoy segura. Mucho neurólogo, mucho superespecialista, pero cuando ves a una niña con parálisis cerebral subirse a un caballo, estirar sus piernas, y colocar su espalda recta, !se te ponen los pelos de punta!, si es que tienes sangre en las venas, claro, que algunos tienen horchata.

Mi admiración para esas niñas, para Martina, para Carmen, y para Pipilín, claro. Yo creo que ellas no son conscientes de lo que hacen la verdad. Y digo que no son conscientes porque están acostumbradas a hacerlo, y también porque son unas inconscientes...!me subieron a mi al caballo!!.
También asistirá un jinete invidente, y un chico con unos perros entrenados para trabajar con discapacitados y luego el Centro hípico ofrecerá un varios números de un espectáculo con los caballos. Nos han invitado. No nos lo perderemos.

Este caballo es tremendo. No pierde detalle de Arturo. Yo creo que si le dejan suelto, nos sigue al coche...y es que todos los días le llevamos zanahorias, de las que le gustan, con verde.
Hipoterapia 15 y 16. Hipoterapia 15 y 16. Reviewed by Lasonrisadearturo on Thursday, November 27, 2008 Rating: 5

7 comments

  1. Hoy les mando un aplauso a Martina, Carmen, y por qué no al goloso Pipilín, porque si, porque se lo merecen. Porque hacen su trabajo sin darse méritos propios, y por ser como son.
    (Te subieron a tí? jajaja osadas!!!!!)
    Y un aplauso tremendo a Arturo y su manera de comportarse. Es estupendo Esther, este niño me deja asombrada con sus conductas, con su espontaneidad... con todo. Estoy que babeo por él cual Pipilín.

    ReplyDelete
  2. Muy bien por Arturo!!!
    Me alegra muchísimo saber que ya es todo un jinete experto! :D

    Y por Martina y Carmen, por su atención, dedicación y cariño que sienten por él...ah! y la mamá que no se queda atrás, hasta se subió ella para demostrarle a su niño lo bonito que es andar en pipilin... :) asi fue verdad?

    Un abrazote..

    ReplyDelete
  3. Si, Mami, hace unas sesiones que ya no ven necesario que suba... y menudo miedo que pasé. Pero en fin, que si me dicen que me tire del tejado, también lo hago, lo que haga falta.

    ReplyDelete
  4. Maite, que no te tengo abandonada ni discriminada jajaja, a ver si voy a tener que copiar aquí esos chistes tan maaalos que me mandas de Valladolid...
    un beeeeso !guaaapa!!

    ReplyDelete
  5. Gente tan dedicada como Martina y Carmen son las que hacen la diferencia. Que profesional Arturo montando a caballo y que bien le va esta terapias. Ojalá acá tuvieramos esta opción de hipoterapia, creo que solo la ofecen en un lugar que nos queda muy distante.

    Besos.

    ReplyDelete
  6. Yoli,
    La verdad es que merece la pena. Para Arturo es una gran alegria, y su cara encima del caballo lo dice todo. Yo si tuviese que elegir alguna terapia, solo una, el caballo. Sin duda.

    ReplyDelete

Gracias! publicaremos en breve tu comentario.

Esther Cuadrado

Image Link [https://dl.dropboxusercontent.com/u/1705687/esther.jpg] Author Name [Esther Cuadrado Barbería] Author Description [Madrefiera & Pictoadaptadora] Facebook Username [lasonrisadearturo] Twitter Username [lasonrisadeA] GPlus Username [You username Here] Pinterest Username [lasonrisadea] Instagram Username [lasonrisadearturo]